Sonríe a la vida

El blog del equipo de la Clínica Dental Larrañaga

Existe la creencia de que la ausencia de un diente posterior no requiere mucha atención, ya que “no se ve”. En el blog de hoy vamos a explicar por qué debemos reponer un diente perdido y que problemas futuros evitaremos al hacerlo.

La boca funciona como un mecano, donde cada diente realiza una función concreta. Por ello, cada diente tiene una anatomía específica y una forma y número de raices diferente. Por ejemplo, los dientes que trituran los alimentos (las muelas) son dientes más robustos y presentan 2 ó 3 potentes raices, mientras que un incisivo lateral, que no tiene una función muy importante, más allá de la estética, presenta una raiz pequeña y fina.

Cuando perdemos un diente, la función que éste realizaba tiene que ser asumida por los dientes vecinos, con lo que les obligaremos a realizar un “trabajo extra”. Con el paso del tiempo, estos dientes se resentirán y presentarán patologías por sobrecarga.

Además, los dientes adyacentes al hueco irán cerrando parte del espacio al volcarse hacia él progresivamente. Las fuerzas de masticación ya no serán paralelas a la raíz del diente con lo que el hueso que rodea el diente inclinado se irá reabsorbiendo progresivamente.

reponer un diente perdido

Otro problema que justifica la necesidad de reponer un diente perdido lo antes posible es que la pieza antagonista (la de la arcada contraria) crecerá más de la cuenta al no tener contraria. Esto supone un verdadero problema para el odontólogo, ya que reponer el diente perdido cuando esto ya se ha producido, se convierte en un problema: el espacio vertical existente para ubicar la corona del nuevo diente se verá muy reducido. Ello puede obligarnos a reponer el diente antagonista a su lugar original con ortodoncia antes de poder realizar la prótesis que va a restituir el diente ausente, con el agravante económico y la demora del tratamiento que ello comporta.

reponer un diente perdido

Cuando el número de molares que se pierde es importante y afecta a ambos lados la boca comienza a perder altura. Los dientes anteriores se inclinarán hacia delante, apareciendo espacios entre ellos y el hueso que los rodea comenzará a reabsorberse. Asimismo, debido a esta pérdida de altura, los tejidos blandos: mejillas, labios…. también se descolgarán, lo que nos hará parecer más viejos.

La pérdida de piezas comporta también problemas en la masticación, en el habla y/o problemas estéticos.

Por todo esto, hemos de decir que lo importante es la prevención. Acudir a revisiones periódicas a nuestro odontólogo para mantener a raya la caries y las enfermedades de las encías es fundamental pero, si ya hemos perdido un diente, deberemos reponerlo lo antes posible para que la cascada de problemas que comporta no se produzca.

Esperamos haber respondido de una manera fácil de comprender a la pregunta ¿por qué debemos reponer un diente perdido?. En un próximo blog nos detendremos a explicar las diferentes soluciones que existen en la actualidad para poder reponer un diente perdido.

No dudes en consultarnos. En la Clínica Dental Larrañaga estaremos encantados de asesorarte. Nuestra primera visita es totalmente gratuita. https://www.clinicadentallarranaga.com/odontologos-en-madrid/

 

 

      •  

Cuida tu sonrisa,
llámanos y pide cita
914 76 95 50

Clínica Dental Larrañaga

C/ Manuel Muñoz, 14, 28026 Madrid

+34 914 76 95 50

info@clinicalarranaga.es

logo-footer

©CLÍNICA DENTAL LARRAÑAGA 2016

Todos los Derechos Reservados · 
Política de Cookies · Aviso Legal y Política de Privacidad ·

Creado por WAKA

914 76 95 50

Contacto

¿Necesitas una Prótesis Dental?

Ven a vernos, primera consulta y diagnóstico gratuito.

Contacto

You have Successfully Subscribed!