Sonríe a la vida

El blog del equipo de la Clínica Dental Larrañaga
Clínica Dental Larrañaga
Últimas entradas de Clínica Dental Larrañaga (ver todo)

“Se estima que tan sólo el 14,8% de los adultos de entre 35 y 44 años tiene las encías completamente sanas. El resto tiene algún tipo de enfermedad periodontal. Este porcentaje va a más, a medida que la edad avanza. Apenas el 10% de las personas mayores de 65 tiene las encías sanas”.

Las encías inflamadas o inflamación gingival es una patología muy común entre la población pero, en muchas ocasiones, es erróneamente percibida como algo puntual o poco importante y no se le presta la atención adecuada. Poder determinar las causas que hay tras la inflamación, se antoja como algo fundamental para poder establecer un tratamiento adecuado y evitar que el problema empeore.

Llamamos gingivitis a aquella inflamación de encías que es todavía reversible. La causa más habitual de la gingivitis es una higiene inadecuada. El sarro que se acumula sobre los dientes produce la inflamación de la encía que se manifiesta por sangrado durante el cepillado o cuando se hace uso de hilo dental. Es la primera fase de la enfiermedad periodontal. Si no se recibe un tratamiento adecuado, puede derivar en periodontitis. El tratamiento más adecuado consiste en realizar una exhaustiva limpieza bucal en clínica, seguida de unas determinadas pautas para la higiene dental diaria.

Cuando la gingivitis no es debidamente tratada, puede progresar hacia una periodontitis. La periodontitis aparece cuando la acumulación de bacterias es tan alta que provoca la formación de bolsas periodontales entre la encía y el diente. Las bacterias empiezan a atacar los tejidos que rodean el diente (encía, hueso y ligamento periodontal) afectando a la estabilidad del mismo. En fases avanzadas puede incluso provocar la pérdida final de la pieza.

El tratamiento en estos casos consiste en una limpieza profesional de las bolsas y raices de los dientes (raspado o curetaje). En casos avanzados será necesario recurrir a la cirugía periodontal. Estos tratamientos se realizan muchas veces acompañados de un tratamiento antibiótico que ayude a controlar la virulencia de las bacterias.

Causas de inflamación de las encías

La aparición de encías inflamadas puede deberse a diversos factores: desde una simple irritación puntual causada por algún alimento o un producto que se esté usando, a una posible enfermedad periodontal grave. En función de la causa de la inflamación, ésta se deberá tratar de una manera u otra.

Higiene inadecuada

En estos casos bastará con mejorar nuestros hábitos de higiene y la técnica de cepillado para que las encías mejoren.

Problemas nutricionales

En determinadas ocasiones, la aparición de encías inflamadas se puede deber a la falta en el organismo de determinados nutrientes. Siendo la vitamina C y el hierro los más habituales. La inflamación se suele corregir con una sencilla variación de los hábitos alimenticios.

Enfermedades sistémicas o alteraciones hormonales

Determinadas enfermedades o situaciones hormonales, como la diabetes o el embarazo, pueden producir alteraciones en las encías.

Predisposición genética

Existe una clara predisposición genética a la enfermedad periodontal.

Sensibilidad a determinados componentes

Algunas personas pueden tener encías inflamadas como reacción a algunos productos que contienen determinadas marcas de pastas de dientes o enjuagues. En ese caso, lo recomendable es cambiar el producto, y probar otra marca. Este tipo de reacción también se puede dar con determinadas fármacos o medicamentos.

Uso de brackets

El uso de aparatología fija de ortodoncia  provoca que el acúmulo de placa sea mayor. Además, algunos brackets pueden ser un poco molestos y provocar irritación en las encías. Conviene ser especialmente riguroso con el cepillado.

Síntomas de las encías inflamadas

Normalmente, es el propio paciente el que es capaz de apreciar el problema de sus encías a simple vista, al observar cambios evidentes en su grosor y color. No obstante, te indicamos algunos detalles de su sintomatología:

  • Sensibilidad en las encías.
  • Sangrado de encías con cierta frecuencia y facilidad.
  • Encías enrojecidas o incluso amoratadas.
  • Dolor al masticar.

Si observas algunos de estos síntomas, y crees que tus encías están algo inflamadas durante varios días seguidos, te recomendamos que acudas a tu clínica dental para que hacerte una revisión. En estos casos, más vale prevenir que curar.

Cuida tu sonrisa,
llámanos y pide cita
914 76 95 50

Clínica Dental Larrañaga

C/ Manuel Muñoz, 14, 28026 Madrid

+34 914 76 95 50

info@clinicalarranaga.es

logo-footer

©CLÍNICA DENTAL LARRAÑAGA 2016

Todos los Derechos Reservados · 
Política de Cookies · Aviso Legal y Política de Privacidad ·

Creado por WAKA

914 76 95 50

Contacto

¿Necesitas tratamiento para tus encías?

Ven a vernos, primera consulta y diagnóstico gratuito.

Contacto

You have Successfully Subscribed!